Compuesto

Lo que he aprendido de las citas después de ligar un montón en Tinder

Pagina para conocer gente 345099

Tener un perfil que destaque. Aquí se trata de hacer un poco como en la vida real, se diferente y avispado. En este caso hay que ser ligeramente divertido pero sin pasarse. Y no me refiero a masturbarse. Me refiero a divertirse en general con cada interacción y perfil. Lo primero que nos pide al crear una cuenta, es que pongamos fotos, así que empecemos por esto. No rellenaremos todos los huecos. Estas dos características las dejamos para el resto que añadiremos.

“Duré tres días en Tinder porque salí espantada”

Es el mensaje que recibió Andrea por WhatsApp tras negarse varias veces a quedar con un chico que había conocido por Tinder. Fin de la conversación. Es posible bloquear a un usuario por WhatsApp, pero este podría, al tener nuestro móvil, contactarnos por otras vías. Entre estos destacan los que ofrecen sexo de buenas a primeras y quienes se molestan si no se responde, hasta el punto de insistir con malas maneras.

Si funciona qué más da

Ahí estaba. Lucía cuenta cómo el arrapiezo ya le había dado a me gusta y en cuanto ella lo encontró, se produjo el match. Lo vi, me gustó físicamente y quería pasarlo bien, pero él desde el principio me dejó claro que denial me veía como alguien de una noche. Estuvieron chateando tres semanas, fault quedar porque él decía que estaba muy ocupado y el día que finalmente quedaron, él la avisó horas antes para cancelar la cita porque estaba malo. Días después, cuando Lucía lo comentó con sus amigas, ellas le hablaron del ghosting ver léxico y todo quedó claro. A Ana, una escritora barcelonesa de 36 abriles, un chico le hizo lo mismo: Estuvimos chateando durante un mes, nos vimos tres veces y luego se esfumó. Y fue todo un éxito.

¿Quieres seguir aprendiendo del mundo masculino?

Voy a ver quién hay por la zona'. Ya no hace falta figurarse qué ponerte para resultar atractivo. Tinder ha hecho que nuestra huella digital sea la encargada de elegir nuestro destino o, al menos, el devenir de nuestra siguiente cita. Tras dos años formando parte de esos 50 millones de usuarios y tras innumerables quedadas con resultados dispares, ha llegado el momento de recopilar las lecciones aprendidas fruto de un riguroso y en ocasiones, delicioso trabajo de órbita amoroso. Por cierto: en estos dos años, no he estado cerca de tener pareja ni una sola tiempo, y eso que en mi círculo cercano cuento con tres amigos cuyas parejas han sido fruto de esta app.

496 497 498 499 500 501 502 503 504