Compuesto

Las 10 reglas de oro para ser feliz después del divorcio

Reflexiones para la 450163

No cambié. Sólo aprendí, y aprender no es cambiar, es crecer. Quiero, puedo y me lo merezco.

Whatsapps de mujeres y hombres de Arad en Almas

Puedo jurar que cada palabra es realidad. Si no hubiera pasado, ciertamente podría pasar. No puedo trazar una linea entre la realidad y la fantasía. Antes me llamaban mentirosa. Ahora que me gano la vida con estas mentiras, me llaman escritora. Este anécdota sucedió, dicen que dicen en el pueblo por él nacido. Y dicen que dicen que había allí un tesoro, escondido en la casa de un viejito calandraca. Aprovechando la eclipse, unos ladrones, venidos de Montevideo, le invadieron la casa.

916 917 918 919 920 921 922 923 924