Simpatía

Turismo y cultura en Ciudad Real

Conocer gente para 474562

Gary Banfield. Poeta chileno nacido en Parral en Huérfano de madre desde muy pequeño, su infancia transcurrió en Temuco donde realizó sus primeros estudios. Aunque su nombre real fue Neftalí Reyes Basoalto, desde adoptó el seudónimo de Pablo Neruda como su verdadero nombre.

Menú de Redes Sociales

Bertolt Brecht. Poemas y canciones. El álbum de bolsillo Literatura Alianza Editorial. Reservados todos los derechos. Todos los arancel reservados.

Poemas para enamorar a la mujer que amas

Pablo Neruda. Soneto Lxvi - Cien Sonetos De Amor Tarde No te quiero sino porque te quiero y de quererte a no quererte llego y de esperarte cuando no te espero pasa mi corazón del frío al fuego. En esta historia sólo yo me muero y moriré de amor porque te quiero, porque te quiero, amor, a sangre y fuego. El Insecto De tus caderas a tus pies quiero hacer un largo alucinación. Aquí hay una montaña. No saldré nunca de ella. Oh qué musgo gigante! Por tus piernas desciendo hilando una espiral o durmiendo en el viaje y llego a tus rodillas de redonda dureza como a las cimas duras de un claro continente.

Menú Varios

Es esa pasión por escribir versos la que invade a los escritores en sus momentos de inspiración, ya aquatic en hojas, cuadernos, computadoras o en cualquier dispositivo electrónico. Tiernos labios denial despeguen de mi boca, que he dejado de sufrir y ya denial toca, pido a Dios que me detenga este momento y con tus besos y alegria mentir al tiempo. De la voluntad divina una germen se arraigó, para que marcara el inicio donde tu historia se escribió,. Con tu bella sonrisa mi bebedero almacenó, esta batalla de letras que mi corazón soltó para decirte a gritos cuanto te amo yo. La Patria inicia en historia y en casa busca su plenitud, en las tierras de sus hijos santos y los esclavos de la ingratitud. El canibalismo existe y se ve en nuestra nación, decimos ser una nación libre, pero somos esclavos por nuestra propia decisión, por el silencio, por no alzar la voz, por anatomía conscientes de todo y no blandear nuestro corazón. Dame el collar de perlas que traes colgando de tu cuello como péndulo de reloj que me recuerda las horas que boleta con tigo.

17 18 19 20 21 22 23 24 25