Simpatía

Lo que he aprendido de las citas después de ligar un montón en Tinder

Mas mujeres rollover

Se estima que Tinder cuenta con 50 millones de usuarios y que se hacen 15 millones de 'matches' al día. Ya no hace falta pensar qué ponerte para resultar atractivo. Tinder ha hecho que nuestra huella dactilar sea la encargada de elegir nuestro destino o, al menos, el devenir de nuestra siguiente cita. Tras dos años formando parte de esos 50 millones de usuarios y tras innumerables quedadas con resultados dispares, ha llegado el momento de recopilar las lecciones aprendidas fruto de un riguroso y en ocasiones, delicioso trabajo de campo amoroso. Por cierto: en estos dos años, no he estado cerca de tener pareja ni una sola vez, y eso que en mi círculo cercano cuento con tres amigos cuyas parejas han sido fruto de esta app. Ya has visto fotografías de tu posible Romeo y aunque cada una ha sido seleccionada y editada con el ojo clínico del que busca un revolcón, al menos la posibilidad de quedar con alguien que no te atrae físicamente se disipa. De ti depende si es razón para bloquear al contacto o para jalearlo con entusiasmo. Tinder nos ahorra el proceso de la duda, y aunque muchos le encuentran ternura al proceso de seducción, para otros es un atajo digno de admiración.

Una app ideal para tímidos

Fue mi propósito durante mucho tiempo denial sacar nuevamente a luz estas primicias, anticuadas ya y fastidiosas; pero he tenido que hacerlo al fin cediendo al ruego de cariñosos amigos míos. Mis amigos conocen ya, por lo que de él se me antojó referirles, a D. Francisco Torquemada, a quien algunos historiadores inéditos de estos tiempos llaman Torquemada el Peor. El año de la Revolución, compró Torquemada una casa de corredor en la calle de San Blas, con dorso a la de la Leche; alquería muy aprovechada, con veinticuatro habitacioncitas, que daban, descontando insolvencias inevitables, reparaciones, aportación, etc. Todos los domingos se personaba en ella mi D. El añada de la Restauración, ya había duplicado Torquemada la pella con que 13 cogió la gloriosa , y el radical cambio político proporcionóle bonitos préstamos y anticipos. Situación nueva, nóminas frescas, pagas saneadas, negocio limpio.

ES MÁS ESCANDALOSO NO SABER AMAR

Por: Linterna Verde. El tiempo - Tutiempo. Las historias amorosas necesitan ingredientes de riesgo y aventura. Víctor Hugo solía decir que las cadenas del boda son harto pesadas y que por eso convendría cargarlas entre tres. Ignoran que el amor es una angelito que se arrastra como las serpientes y que tienta como los dioses; que su historia es sencilla y corta y sucede entre una sonrisa y la muerte; que escribe sus memorias sobre viejas partituras, con besos y arrumacos, pero también con la sangre de las nuevas desdichas.

3 4 5 6 7 8 9 10 11