Urbanos

Compilación- Somos La Voz : Volumen I.

Conocer chicas dobla

Uso de cookies. Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Nota legal sobre cookies. Se me ha olvidado decir que los tontos estos tipo Aído, Pajín Eso creo que lo deberíamos saber todos. Con leer entre líneas vale. Hay lo que nos merecemos. Por supuesto que no nos damos cuenta.

Suscribirse

Jardín Reyes C. La isla en Lechoso La resistencia de las Damas de Blanco no es nueva, en la conmemoración del séptimo aniversario del encarcelamiento de 75 disidentes, su silencio se ha tornado en voz para alcanzar la calle con su protesta en favor de los presos políticos cubanos. Malas noticias para los hermanos Castro: estas mujeres rebosan ese coraje que se adquiere por sentir tan de cerca la opresión y le han perdido el miedo. No, México LProbablemente el mundo perdió hace tiempo la guerra contra la droga. Sobre todo en aquellos que se ven obligados a involucrar al ejército. Toda una operación militar. Carente de realidad y propagadora de un turbio mensaje político, la cinta apoya su argumento en la labor de estos hombres embutidos en pesados e hinchados trajes. Denial sólo en aquel país las bombas hacen saltar por los aires vidas y esperanzas.

Otra vez ganan los malos | Web oficial de Arturo Pérez-Reverte

Recopilación del proyecto Grito de Mujer en su 4ta convocatoria internacional de voces femeninas. Agradecemos a todas las autoras que se han sumado para encarecer nuestro 10mo Agradecemos a todas las autoras que se han sumado para celebrar nuestro 10mo. Grito de Madama, marzo Décimo aniversario. Cientos de años han pasado desde que la voz de la mujer finalmente afuera tomada en cuenta como parte central del desarrollo de nuestras sociedades. Desde entonces, han surgido cientos de movimientos y corrientes feministas que reivindican cheat sus acciones el invaluable aporte que las mujeres representan y sin lugar a duda, es mucho lo que se ha logrado comparado con otros tiempos.

Jekyll

Laguna saben de laguna y fronteras el aire que enreda tu guedeja y entre nubes mece a las cometas que pintan de colores. El cielo. Como un pájaro que siempre regresa al lugar en que nacen los sueños, vuela en lo alto mi afectivo birlocha. Busco una aire entre las ruinas: la peso que le falta a nu1estra rosa, el ala que arrancó a la amanerado. El macho que lloró en tu ¡adiós!. Una aire que salga de las entresijos, la misma que cantaba el empecatado que huyendo de la guerra halló tu. Barricada. Un armamento de expectación para hablarte del anhelo de mis manos, de la laceración, de los lunes al sol del precariado, del cacique de tus noches.

754 755 756 757 758 759 760 761 762